¿Cómo Enderezar las Piernas Arqueadas en Bebés de 1 o 2 Años?

Las piernas arqueadas en bebés de 1 o 2 años son frecuentes. ¿Tienes un bebé con las piernas arqueadas y no sabes cómo enderezarlas? ¡No te preocupes! Es normal que durante el desarrollo madurativo, las piernas de un bebé estén en forma de arco como las de un “Cowboy”. Lo cual debería corregirse de forma natural, conforme crece tu bebé.

En este artículo te daremos toda la información que necesitas saber sobre cómo enderezar las piernas arqueadas en bebés de 1 o 2 años.

¿Qué son las piernas arqueadas en bebés?

Las piernas arqueadas en bebés de 1 o 2 años, es una alteración ortopédica que se denomina Genu Varo. Esta deformidad se caracteriza porque la tibia se inclina hacia afuera, formando un arco. Por ello, al genu varo también se le conoce como rodillas en forma de paréntesis.

Piernas arqueadas en bebés
El genu varo o piernas arqueadas en bebés, es una alteración caracterizada por una curvatura, donde se separan las rodillas hacia afuera y los tobillos se tocan entre sí.

Si observas que las piernas de un bebé con edades entre los 1 o 2 años, están arqueadas, ¡no te asustes! Esta posición es frecuente observarlas cuando lo bebés comienzan a dar sus primeros pasos, por lo cual, es importante tener presente que es un ser que está en pleno desarrollo madurativo.

Es posible enderezar las piernas de un bebé, a medida que va creciendo y madurando su sistema musculoesquelético. Debido a que adquiere mayor masa y tono corporal y, además, se robustecen los huesos. Por esta razón, esta alteración debería desaparecer cuando el niño o niña tenga entre 3 a 4 años de edad.

Causas de las piernas arqueadas en bebés

Hay múltiples causas por las cuales se genera la curvatura en las piernas de un bebé. Por esta razón, te mencionáramos las más frecuentes:

Desarrollo fetal:

A medida que se va formando el cuerpo del feto, este debe acomodarse al espacio del útero. Por tanto, una de las posibles causas por las cuales las piernas de un bebé están arqueadas, es porque los huesos de sus extremidades inferiores rotaron, para poder acoplarse al espacio del vientre materno. A esto se le conoce como piernas arqueadas fisiológicas.

Inicio de la marcha:

Cuando los bebés comienzan a caminar, la curvatura en las piernas podría ampliarse, debido al peso corporal que se concentra en las rodillas. Es posible que las piernas arqueadas en un bebé se presenten durante sus primeros meses de edad, sin embargo, generalmente los padres o cuidadores principales, solo se percatan cuando comienza a caminar.

La piernas arqueadas en bebés también pueden deberse a un malformación congénita, producto de enfermedades o afecciones graves. Tales como:

El raquitismo:

Es una enfermedad infantil, que se produce por la carencia de calcio, fósforo y vitamina D, debido a una mala alimentación. Esto quiere decir, que al bebé se le priva de alimentos constantemente, lo cual tiene un impacto negativo en su desarrollo infantil. Por esta razón, se ve comprometido el sistema óseo, es decir, se produce un ablandamiento y debilitamiento de los huesos de los bebés o niños.

El raquitismo también puede ser hereditario, es decir, la madre puede transmitírselo al bebé, durante el desarrollo embrionario. Por tanto, si en la familia hay déficit alimenticio, esto tendrá una repercusión negativa en el bebé.

El raquitismo genera retraso en el crecimiento, por ello, es una de las causas de las piernas arqueadas en bebés. Sumado a otras afecciones de todo el sistema musculoesquelético.

Obesidad infantil:

En bebés obesos hay mayor probabilidades de tener genu varo, porque hay una concentración de sobrepeso excesivo sobre las extremidades inferiores.

Enfermedad de Blount infantil:

Es un trastorno del crecimiento óseo, que afecta los huesos de la parte interior de la pierna (La tibia, o hueso de la espinilla). Por ello, la parte inferior de la pierna de un bebé se voltea hacia adentro, lo que genera una curvatura extrema.

¿Cuándo hay que consultar con un especialista?

Como se ha mencionado, es normal la curvatura en las piernas de un bebé entre 1 a 2 años de edad. Debido a que se encuentra en proceso madurativo el sistema musculoesquelético y, por tanto, los ligamentos de la rodilla, que están asociados a las funciones de elasticidad y laxitud. Lo cual evoluciona conforme se adquiere el tono muscular mediante la marcha.

El genu varo o piernas arqueadas en bebés, suelen enderezarse sin tratamiento, cuando los niños y niñas en edad preescolar (4 años), deben ser capaces de andar “a la pata coja”, ya que esto es una tarea psicomotora, que debe ser alcanzada a su edad.

Si la niña o niña continua con el genu varu posterior a los cuatro años, ya sea en ambas piernas o en una sola. Se debe consultar con un especialista, para que determine si se debe a un problema madurativo o a una enfermedad. Y finalmente, planifique el mejor tratamiento de acuerdo al caso particular de la niña o niño.

 Tratamiento para enderezar las piernas arqueadas en bebés de 1 o 2 años

Enderezar las piernas arqueadas en bebés

Las piernas arqueadas fisiológicas en bebés generalmente no requieren tratamiento, ya que suelen corregirse durante el proceso de crecimiento. Pero si luego de los 4 años de edad, la deformidad persiste, el tratamiento dependerá de las causas mencionadas anteriormente.

A continuación veremos el tratamiento adecuado de acuerdo a cada afección:

  •   Si el bebé tiene raquitismo, lo principal será garantizarle una alimentación adecuada, rica en alimentos o suplementos de vitamina D o calcio. En algunos casos graves, se debe recurrir a una intervención quirúrgica.
  • Para enderezar las piernas de un bebé, es importante evitar la obesidad infantil, mediante una alimentación saludable y vida activa.
  •  Si se trata de la enfermedad de Blount, el niño o niña necesitará un corrector ortopédico. Pero si el grado de la enfermedad es grave, o se encuentra muy avanzada, se deberá recurrir a una operación.

Finalmente, queremos mencionar que madres, padres o cuidadores, deben promover una vida saludable en los bebés. Por ello, la mejorar manera de enderezar las piernas arqueadas es mediante una alimentación sana, ejercicios, estimular las caminatas, correr, practicar deportes, realizarles masajes y seguir todas las recomendaciones de los especialistas en el área pediátrica.

Deja un comentario